Viernes 26 de Marzo del 2021

El CAA recuerda que se deben seguir las directrices deontológicas en el tratamiento informativo de la violencia machista

Este órgano considera inapropiados los comentarios emitidos en el programa ‘La mañana de Andalucía con Jesús Vigorra’ de Canal Sur Radio

Versión para impresión
Guía para el tratamiento informativo de la violencia de género.

El Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) recuerda a los medios de comunicación la necesidad de seguir las directrices deontológicas en el tratamiento informativo de la violencia de género, entre las que se incluye la propia guía elaborada por este órgano. El CAA se ha expresado así en su resolución a las quejas sobre los comentarios relativos a la violencia machista emitidos en la tertulia del programa ‘La mañana de Andalucía con Jesús Vigorra’ de Canal Sur Radio el pasado 14 de enero, que fueron presentadas por una particular y por la sección sindical de CCOO en la RTVA ante la Oficina de Defensa de la Audiencia (ODA).

De este modo, el Pleno del CAA ha considerado que las declaraciones hechas por uno de los colaboradores de este programa radiofónico son inapropiadas, porque contravienen todas las normas deontológicas sobre el tratamiento en los medios de la violencia de género. No obstante, se señala que estos comentarios se encuadran dentro del ejercicio legítimo de la libertad de expresión y transcurren dentro de un género de opinión como es el de la tertulia, sin que en ningún caso las opiniones expuestas en éste puedan atribuirse al medio de comunicación.

Asimismo, el Consejo entiende que la RTVA expresó de forma clara su posición en relación a estos comentarios desde el primer momento y en distintas ocasiones, reiterando su compromiso contra la violencia machista.

El tema tratado en el programa de CSR que motiva la queja es la fuga del delincuente conocido como El Melillero, que estaba en busca y captura tras ser el presunto responsable de arrojar ácido a su ex pareja y a una amiga de ésta en Cártama (Málaga). El análisis de la emisión por parte del CAA pone de manifiesto que durante los 12 minutos de tertulia dedicados al asunto uno de los participantes dedica todas sus intervenciones a cuestionar la singularidad de la violencia machista, insistiendo de manera continuada en que existe una violencia similar ejercida por mujeres hacia hombres y aportando datos descontextualizados que dificultan su comprensión por parte de la audiencia. El mismo tertuliano desliza en sus comentarios, además, insinuaciones de corte racista sobre el origen “cultural” del agresor.

La resolución del CAA subraya que la legislación exige a los medios de comunicación y a sus profesionales la adopción de mecanismos de autorregulación que garanticen la adecuada difusión de las informaciones relativas a la violencia de género, de acuerdo con los principios de la ética periodística, e incide también la norma en evitar la propagación de mitos, ideas o mensajes sin fundamento

Recomendaciones

Las diversas recomendaciones sobre la cobertura en los medios de la violencia machista, entre las que se incluye la ‘Guía para el tratamiento informativo de la violencia de género’ elaborada por el CAA, hacen hincapié en la consideración específica del concepto como aquella violencia ejercida por los hombres sobre las mujeres que sean o hayan sido sus cónyuges, o que estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad aún sin convivencia, siendo distinta a la violencia doméstica. El documento del Consejo especifica que “tras la violencia de género siempre hay una relación desigual de poder y control del hombre sobre la mujer. No busques otras causas ajenas que intenten explicar o justificar la agresión o el crimen”.

En líneas generales, se recomienda a los medios de comunicación el uso de fuentes cualificadas, especializadas y de solvencia contrastada, identificadas de la manera más concreta posible. Asimismo, conviene evitar cualquier relación de causa-efecto entre los hechos y la procedencia de las personas implicadas, su situación sociocultural y/o las circunstancias personales. Los distintos documentos coinciden también en la importancia de ofrecer datos y elementos de contextualización que permitan entender el problema, así como contar con periodistas especializados que eviten un tratamiento sensacionalista de la violencia machista.

La RTVA, por su parte, dispone de un marco regulatorio específico en el tratamiento de la violencia contra las mujeres para garantizar una información eficaz contra el machismo. En ese marco se incluyen el Libro de Estilo y un Código de Autorregulación elaborado por el propio Consejo Profesional de Canal Sur Televisión y Canal Sur 2, y además se asumen las recomendaciones y protocolos de instituciones públicas como el Instituto Andaluz de la Mujer, asociaciones de la prensa o el contenido de acuerdos específicos como el suscrito entre los medios y la Vicepresidencia del Gobierno de la Nación. El ente público andaluz recoge entre sus principios la premisa de informar con el máximo respeto a la dignidad de la mujer, evitando cualquier detalle que pueda conducir a una mala interpretación del hecho de la violencia padecida por la mujer.

Ámbito de actuación audiovisual: Radio
Ámbito de actuación geográfico: Autonómico
Palabras clave: Estereotipos, Igualdad, Violencia