Miércoles 03 de Julio del 2019

El 91% de los andaluces cree que los jóvenes se exponen a muchos riesgos en internet y tienen fácil acceso a contenidos inadecuados

El último Barómetro Audiovisual de Andalucía manifiesta la necesidad de un mejor y más responsable uso de los medios, según la presidenta del CAA

Versión para impresión
Añadir una descripción

En línea con las últimas ediciones, el Barómetro Audiovisual de 2018 vuelve a constatar la creciente preocupación social por el uso de internet, especialmente para los adolescentes. El 91% de los andaluces considera que los jóvenes están expuestos a muchos riesgos en internet, entre los que señalan mayoritariamente (90,6%) el de acceder a contenidos inadecuados para su edad. Un 77% reconoce que es muy complicado controlar el uso de la red, y crece considerablemente el número de partidarios de que se amplíen las competencias del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) para que pueda regular también contenidos y publicidad en la red, que es ya el 81,7%, el porcentaje mayor desde que se plantea esta cuestión en el Barómetro. Para la edición de 2018 de este estudio demoscópico se realizaron 3.018 encuestas a personas mayores de 16 años en las ocho provincias andaluzas.

Según la presidenta del CAA, Emelina Fernández, los resultados del Barómetro  de 2018 “ponen de manifiesto la necesidad de un mejor y más responsable uso de los medios de comunicación audiovisuales por parte de la población más joven, algo que además de a las familias compete también a las instituciones públicas, en cuanto que afecta a cuestiones como la educación y la protección de los menores”. El uso de internet se ha generalizado ya entre los menores de edad, de forma que las tres cuartas partes de los niños y niñas de 13 años ya navegan en la red, según reconocen sus progenitores.

Las familias reconocen además que hay un excesivo tiempo de exposición a la red y a los medios de comunicación audiovisuales en general (81,6% de los encuestados). Casi el 80% de los internautas menores de edad dedica entre una y tres horas diarias a navegar en internet.  Aunque las familias reconocen las dificultades por controlar el uso que los jóvenes hacen de la red, la precaución se extrema con los más pequeños, y el 94% de los padres con hijos menores de 13 años asegura que utiliza algún tipo de medida, como la supervisión de un adulto de los accesos, la limitación del tiempo de navegación o el control de los canales de televisión a los que acceden.

La reivindicación de que el CAA pueda intervenir también en la regulación de contenidos y publicidad en internet (81,7%), es más elevada aun en el caso de los padres con hijos de entre 13 y 17 años, entre los que alcanza el 89%. Entre los asuntos que requerirían esta intervención del Consejo, la petición mayoritaria (65%) es la señalización de los contenidos inadecuados para menores. También se aboga por la identificación y lucha contra el ciberacoso y la eliminación de contenidos que inciten al odio por cuestión de raza o religión, que en ambos casos superan el 38%. En menor medida se reclama la regulación de contenidos relacionados con el juego (17%) y para evitar el exceso de publicidad.

 Estereotipos y discriminación

El Barómetro de 2018 muestra que los andaluces son muy críticos con los contenidos que difunden los medios de comunicación audiovisual, y particularmente de la televisión, hasta el punto de que creen que se vulneran principios y derechos reconocidos en la legislación, como la igualdad o la diversidad, y que determinados asuntos de especial sensibilidad son tratados con sensacionalismo. La consideración más unánime, 90% de los encuestados, es la existencia de estereotipos de género tanto en los programas como en la publicidad que difunden los medios audiovisuales.

Además, un 77% cree que en los medios no se trata por igual a todas las ideologías, razas, religiones y opciones sexuales. Más del 42% de los andaluces considera que las noticias sobre inmigración son sensacionalistas y un 55% opina que la imagen de los menores inmigrantes es usada para transmitir lástima.

La mitad de la población opina que ni en los programas ni en la publicidad se respeta suficientemente el honor, la intimidad y la imagen de los menores. Aunque una amplia mayoría de andaluces está de acuerdo en que el tratamiento en los medios de los asuntos relacionados con abusos y agresiones sexuales facilita la sensibilización y la toma de conciencia social, un 40% opina que estas noticias son tratadas de forma exagerada.

Exceso de publicidad

Esta visión crítica de los ciudadanos sobre los medios audiovisuales se acentúa con la publicidad, que es el segundo aspecto peor valorado de la televisión, y además un 88% considera que los tiempos que se le dedican son demasiado largos. El 90% de los andaluces considera que en los mensajes que difunde la publicidad existen estereotipos de género y casi las tres cuartas partes opina que la imagen de quienes protagonizan los anuncios no se corresponde con la imagen de las personas en la vida real.

Sobre la valoración de la publicidad hay cuestiones que están estrechamente relacionadas con la protección de los menores, así un 35% de los encuestados considera que no se respeta el horario de protección infantil. Los anuncios peor valorados, con diferencia, son los de juegos y apuestas online (22,6%), por encima de los de higiene y limpieza. Estos datos ilustran una vez más la reivindicación del Consejo de que se promulgue una regulación de la publicidad del juego.

El Barómetro Audiovisual de Andalucía, que cumple su decimosegunda edición,  es un estudio demoscópico que tiene por objeto conocer los hábitos de los andaluces respecto a los medios audiovisuales, sus opiniones y las demandas que esperan de ellos. Según la consejera coordinadora del estudio, Cristina Cruces, las relaciones de los andaluces con los medios en estos años vienen marcadas por “los vertiginosos avances de la sociedad digital, las nuevas demandas y expectativas de de contenidos y los cambios en los hábitos de consumo”.

Consumo de medios audiovisuales

La población andaluza sigue haciendo un uso universalizado de la televisión, medio que es visto habitualmente por el 97,9%. Frete a esta hegemonía televisiva –en los últimos ocho años nunca ha descendido del 97%-, otros medios audiovisuales si experimentan un cierto descenso. Así, los usuarios de internet, que alcanzan un 73,6%, son tres puntos menos que en 2017, mientras que los oyentes de radio descienden siete puntos hasta situarse en el 55,1% en 2018.

Sin embargo, la televisión no es el medio al que más tiempo se dedica. Se ve más que los demás, pero cuando se utiliza se hace por menos tiempo. Así, la media de uso diario es de 2 horas y 39 minutos, aunque con importantes diferencias según las edades de forma que en el caso de las personas mayores se superan las tres horas. Los oyentes de radio le dedican una media de 2 horas y 55 minutos, mientras que el medio que más tiempo acapara es internet, con 3 horas y 22 minutos diarios. 

La televisión es el medio preferido por los andaluces tanto para entretenerse (44%) como para informarse, 49%, aunque este porcentaje ha disminuido 12 puntos con respecto a 2017. Los programas informativos fueron en 2018 por segundo año consecutivo los más vistos (78,2% de los espectadores), en tanto que se produce un notable descenso de la ficción, que apenas concitó el 23,3% de la audiencia, 38 puntos menos que el año anterior. También ha decaído notablemente el interés por los programas de entretenimiento, seguidos por el 10% de los telespectadores, con una pérdida acumulada de 26 puntos en dos años. El segundo género más visto en 2018 fue el de los documentales, 45,5% de la audiencia.

Los andaluces valoran de la televisión su utilidad como fuente de entretenimiento (48,2%), su capacidad para informar de muchos temas (19,3%) y que hace compañía (9%). Por el contrario, los aspectos peor valorados de la televisión son la emisión de demasiados programas del corazón (30%), la excesiva publicidad (24,5%) y la manipulación de la información (14,6%).

El 83% de los internautas utilizan la red para obtener información, y utilizan para ello preferentemente diarios digitales (68%) y las redes sociales (42,8%). Las aplicaciones más utilizadas para el entretenimiento son las redes sociales (62%), youtube (15%), y los juegos y la descarga de contenidos (10%).