Jueves 14 de Marzo del 2019

Emelina Fernández reclama aumentar los recursos del CAA para ejercer las nuevas competencias que le atribuye la Ley Audiovisual

La presidenta del Consejo Audiovisual de Andalucía comparece ante el Parlamento para presentar los informes de actuación de los años 2017 y 2018

Versión para impresión
Añadir una descripción

La presidenta del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), Emelina Fernández, ha manifestado la necesidad de dotar de recursos adicionales al Consejo para poder ejercer con plenas garantías las nuevas competencias que le atribuye la Ley Audiovisual -en vigor desde el pasado mes de octubre- en materia de inspección. Fernández ha hecho esta reflexión en su comparecencia ante la Comisión de Presidencia, Administración Pública e Interior del Parlamento andaluz para presentar los informes anuales del CAA correspondientes a los ejercicios 2017 y 2018.

La presidenta del Consejo ha subrayado la relevancia de la aprobación de la Ley Audiovisual de Andalucía para el sector y para la institución reguladora en particular, puesto que refuerza e incrementa sus competencias. El CAA, ha explicado, se encuentra en un momento de puesta en marcha de nuevos mecanismos que permitan una aplicación eficaz de esta nueva norma.

Emelina Fernández ha iniciado su comparecencia remarcando los niveles de exigencia con los que viene trabajando el CAA desde su creación, así como el mandato de independencia forjado en el seno de la institución gracias a su configuración como una entidad independiente, con personalidad jurídica propia, con plena capacidad y autonomía orgánica para el ejercicio de sus funciones. Asimismo, ha recordado el severo régimen de incompatibilidades que rige para sus miembros y que limita su actividad externa. Estas circunstancias han derivado, ha dicho, en la transparencia como objetivo básico para evitar cualquier conflicto de intereses que pudiera empañar la imagen del Consejo.

Sobre las actuaciones del Consejo recogidas en su informe anual, a lo largo del pasado año se archivaron un total de 444.307 horas de emisión, material con el que se elaboran los análisis, informes y estudios que realiza la institución, mientras que el Área de Contenidos ha catalogado manualmente 106.900 horas. Este sistema de captación permite obtener un mapa de las televisiones y radios que emiten en Andalucía, así como de sus contenidos.

Los resultados que arroja el último barrido de TDT revelan la detección de 181 cadenas de TDT y 133 radios digitales. Del total de frecuencias de TDT, 42 corresponden a televisiones locales privadas, 17 a televisiones locales públicas, dos autonómicas (RTVA y Boom), 35 de cobertura nacional y 85 frecuencias de operadores que emiten sin licencia, lo que representa el 47%.    

Aunque el volumen de ocupación ilegal de frecuencias de TDT ha descendido un 30% respecto de 2017, la presidenta del CAA ha alertado sobre este fenómeno, ya que sus emisiones -en la mayoría de los casos- se nutren de contenidos prohibidos que no respetan las franjas horarias de protección de menores. "Supone una competencia desleal y un enorme agravio comparativo para todos aquellos prestadores que se esfuerzan en cumplir los requisitos que impone nuestra normativa", ha dicho Fernández, quien ha confiado en las medidas previstas en la Ley Audiovisual para erradicar estas emisiones fraudulentas.

En su comparecencia ha descrito las principales actuaciones en torno a cuatro de las líneas generales de actuación del CAA: protección de menores y otros colectivos vulnerables; salvaguarda del pluralismo político, social, cultural y religioso; promoción de la igualdad de género en los medios y comunicación con la ciudadanía.

Protección de menores: publicidad del juego e internet

En el primer caso, ha explicado que el 75% de los incumplimientos de la normativa detectados en 2017 y 2018 está relacionada con al emisión de contenidos inadecuados dentro del horario protegido, en concreto 159 de un total de 212 alertas. Destacan en este sentido, las alertas relativas a publicidad ilícita, en particular la de bebidas alcohólicas, productos milagro y la de juegos de azar y apuestas online.

La proliferación de los anuncios de juego y apuestas online y la ausencia de una regulación específica ha sido objeto de estudio y preocupación por parte del Consejo desde 2015, según ha recordado Fernández. En 2017, el CAA constató que el 36% de esta publicidad se difundió en horario protegido a pesar de tratarse de una actividad prohibida a los menores de 18 años. El CAA viene reclamando su prohibición en radio y televisión y equipararla a la del tabaco y las bebidas alcohólicas de alta graduación al ser una actividad que genera una adicción patológica.

La relación de los menores con internet y la necesidad de dotarles de herramientas que les permitan manejarse en la red con capacidad crítica es otro de los asuntos en los que se ha centrado la actividad del consejo en este capítulo. Fernández ha explicado ante la Comisión los datos del Barómetro Audiovisual de Andalucía que certifican una creciente preocupación social por la facilidad y libertad con la que los menores acceden a contenidos en internet.

Para el 83% de los andaluces consultados en esta macro encuesta, esta circunstancia representa un grave riesgo para la integridad de los menores de edad. Por ello, ha dicho, no es de extrañar que haya crecido de forma notable el número de personas (un 81,7%) que consideran necesario que el Consejo intervenga sobre contenidos y publicidad en internet inadecuados para menores de edad.

Esta preocupación llevó al CAA a elaborar unas recomendaciones sobre menores de internet y un informe sobre el uso abusivo de las redes, la exposición de la intimidad y el ciberacoso. Otra respuesta del Consejo a esta realidad ha consistido en fomentar la alfabetización mediática de los menores a través de la convocatoria de los Premios El Audiovisual en la Escuela, de la que se han celebrado ya cinco ediciones de una iniciativa ya consolidada en el sistema educativo andaluz.

Pluralismo político, una asignatura aún pendiente en algunas locales

Respecto de la salvaguarda del pluralismo político, uno de los valores fundamentales recogidos en la Constitución Española, recordó Fernández, se trata de una de las tareas prioritarias y fundamentales del CAA desde 2009, y que mayores recursos acapara. Los principales resultados del último informe constatan que tanto Canal Sur como la desconexión territorial de TVE1 ofrecen un reparto equitativo entre las distintas formaciones políticas. En las municipales, en cambio, tan solo cinco de las 17 analizadas cumplen con este principio fundamental: Onda Cádiz, Canal Noroeste TV (Sanlúcar de Barrameda), Torrevisión Torremolinos, Canal Málaga y TG7 de Granada.

Las 12 televisiones restantes presentan diferencias entre RTVM Marbella y Écija Comarca TV, donde los partidos de la oposición rozan el 30% de tiempo de voz, Onda Jerez y Huelva TV, donde su presencia se reduce al 22%, mientras que en otras no alcanzan siquiera el 10% (EsteponaTV en Estepona y en Manilva, Torrevisión Alhaurín de la Torre, y Fuengirola TV). "Esta escasa presencia en determinados prestadores públicos locales es incompatible con cualquier aspiración de ofrecer un servicio público de calidad en el marco de una sociedad democrática", ha remarcado Fernandez.

La igualdad de género, principal reto del sector audiovisual

El ámbito necesitado de mayores avances en los medios es el de la igualdad de la mujer, ha denunciado la presidenta del CAA, al repasar los principales datos del último informe anual del reparto por sexos del tiempo de voz en los informativos de las televisiones andaluzas. Casi un 34% de las intervenciones en las noticias son femeninas, muy lejos aún de la igualdad efectiva. Este desequilibrio se hace más evidente en la información deportiva, donde las deportistas son prácticamente invisibles pese a los logros internacionales obtenidos en los últimos años.

Se ha constatado asimismo un descenso en la presencia de mujeres expertas para analizar hechos complejos. Son el 25% de las voces especializadas que salen en las noticias, sólo cinco puntos más que hace diez años. Los informativos, ha destacado, perpetúan el encasillamiento de la mujer en funciones estereotipadas, puesto que su presencia aumenta al abordar el cuidado de la familia, la salud o la educación.

"La realidad de la mujer sigue sin encontrar un reflejo fiel en las pantallas, un hecho que también se hace notar en la publicidad, en especial por el efecto de mensajes sustentados en estereotipos que menoscaban su imagen", ha lamentado la presidenta del CAA, que ha recordado que en 2018 el Consejo elaboró unos criterios e indicadores sobre publicidad discriminatoria para la mujer y estereotipos sexistas en una iniciativa única y pionera en España. Esta herramienta permite al Consejo delimitar los casos en los que se puede requerir el cese de comunicaciones comerciales o sancionar la publicidad ilícita de carácter sexista.

 Respecto al tratamiento informativo de la violencia de género, el CAA ha constatado cambios significativos. Las noticias sobre este asunto han aumentado un 52% en ocho años y su duración un 65%, y es el segundo tema de actualidad más tratado por detrás de la inmigración. "Los medios no pueden eludir su responsabilidad en un tema tan crucial como éste. Difícilmente podremos lograr una sociedad igualitaria si los medios no se esfuerzan más en proyectar cada día una imagen acorde con los cambios que estamos viviendo", ha recalcado.

Tratamiento mediático de los sucesos, defensa de la autorregulación

Fernández ha repasado también el informe específico sobre el tratamiento de la desaparición y asesinato de un menor en Níjar (Almería) en las principales televisiones, en el que el Consejo constató un desequilibrio desproporcionado entre el tiempo destinado a difundir información contrastada sobre la investigación frente a la divulgación de elucubraciones. Se incurrió en un sensacionalismo extremo que podría haber quebrado derechos fundamentales de algunas personas implicadas.

Por ello, la presidenta del Consejo ha llamado a acabar con estas situaciones en las que la información de sucesos se convierte en espectáculo que pone en riesgo derechos fundamentales y ha recordado que no es la primera vez que los informes del CAA sobre la cobertura de sucesos concretos derivan en actuaciones de la Fiscalía. 

Ha destacado la apuesta del Consejo por el fomento de buenas prácticas con la elaboración de guías y recomendaciones dirigidas a los periodistas que constituyen una referencia no sólo en Andalucía, sino también en toda España. Es el caso de la Guía para el tratamiento informativo de la violencia de género, la Guía para el tratamiento de los procesos judiciales o la del tratamiento de las personas desaparecidas.

Emelina Fernández ha terminado su comparecencia destacando la importancia que supuso la creación en Andalucía del Consejo Audiovisual en un momento en el que no existían antecedentes de autoridades independientes en el ámbito audiovisual. "Andalucía dio un paso trascendental al dotarse de una institución equiparada a las existentes en todos los países de nuestro entorno europeo, asumiendo así las recomendaciones de la Comisión y del Consejo de Europa", ha dicho. Y ha defendido la consolidación del CAA como una institución de referencia en el panorama audiovisual autonómico y nacional, donde ocupa su propio espacio de actuación como garante de los derechos de la ciudadanía ante los medios audiovisuales.