Miércoles 07 de Noviembre del 2018

El Consejo Audiovisual de Andalucía destaca el correcto tratamiento informativo de la inmigración en las televisiones públicas andaluzas y señala como reto extender las normas éticas a las redes sociales

La consejera del CAA Carmen Morillo participa en el II Foro TRESMED "Comunicación, migraciones y transformaciones sociales en el Mediterráneo" que organiza la Fundación Tres Culturas, la Universidad de Málaga y el Consejo Social de la UMA

Versión para impresión
La consejera del CAA Carmen F Morillo en su intervención en el II Foro TRESMED

La consejera del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), Carmen Morillo, ha puesto en valor el tratamiento informativo de inmigración por parte de las televisiones públicas andaluzas durante su intervención en el II Foro TRESMED "Comunicación, migraciones y transformaciones sociales en el Mediterráneo" que organiza la Fundación Tres Culturas junto a la Universidad de Málaga (UMA) y el Consejo Social de la UMA. Morillo, que ha destacado el enfoque social que los medios andaluces otorgan a este fenómeno, ha apuntado no obstante al reto que representa en la actualidad lograr ese mismo tratamiento en el entorno de internet y las redes sociales.

"En Andalucía hemos tardado varias décadas en lograr que los medios de comunicación convencionales y sus profesionales asuman normas éticas que garanticen un tratamiento de los fenómenos migratorios responsable y respetuoso con los derechos humanos y el desafío ahora es cómo incorporamos ese tratamiento a las redes sociales, que son una nueva plataforma de negocio de los medios y un potente instrumento de transmisión de la información", ha destacado la consejera del CAA.

Carmen Morillo ha participado en la mesa redonda titulada "Cómo construyen los medios el relato del Mediterráneo", en la que ha repasado los datos de un reciente informe del CAA que abarca un estudio cuantitativo de las noticias sobre inmigración emitidas entre 2009 y 2017, así como un análisis cualitativo de seis noticias destacadas relacionadas con este colectivo acontecidas el pasado año.

El objetivo del CAA perseguía conocer la evolución de estas noticias y la crisis de los refugiados -que irrumpió en la agenda mediática a partir de 2015-, valorar si los periodistas han incorporado las recomendaciones para asegurar un tratamiento adecuado de este fenómeno. Para ello, se analizaron 1.448.205 noticias emitidas entre 2009 y 2017 en la RTVA, TVE-A y 20 televisiones municipales.

Los resultados de este informe revelan que la inmigración ha estado siempre muy presente en la agenda mediática al ser el quinto asunto más tratado por las televisiones públicas en la última década, después de la crisis económica, las medidas de ajuste, la violencia de género y el desempleo. Asimismo, de forma abrumadora se abordan desde una perspectiva social (el 73% de las noticias) frente al 6% de las informaciones analizadas que se incluyeron en la sección de sucesos.

La consejera del CAA ha destacado otro rasgo característico de estas noticias, como es el mayor pluralismo social con el que se aborda en comparación con otros temas. El 27% de las intervenciones en las noticias sobre inmigración corresponde a representantes de organizaciones y asociaciones sociales. Este porcentaje es muy superior al que obtienen los grupos políticos y las instituciones. En otro tipo de noticias, la presencia de ONG se queda en el 5%.

El informe que ha expuesto hoy Carmen Morillo contenía asimismo un estudio cualitativo de seis casos concretos que en 2017 tuvieron gran repercusión mediática. Y las conclusiones revelan una ausencia de difusión de estereotipos o prejuicios negativos, si bien, en una sola noticia se vincula de forma indirecta la inmigración con la posible difusión de enfermedades contagiosas. Sólo en un 4% de las noticias se emplean términos desaconsejados que puedan generar alarma como "oleada" o "avalancha". Así, se ha constatado la desaparición de expresiones que eran frecuentes hasta hace unos años como "ilegales" o "sin papeles" para referirse a los inmigrantes.

En este análisis no se encontraron prácticas sensacionalistas ni que resten rigor informativo a las noticias, y tampoco se vulneró el derecho a la intimidad o al honor de los inmigrantes afectados. Asimismo, el 77% de las noticias se presentaba a la audiencia de forma neutra, al abordar la información de manera aséptica, mientras que el 9% contenían un trasfondo personal, humanitario y solidario. El otro 14% de las noticias presentaban un enfoque mixto.

Morillo ha destacado que estos resultados no se corresponden con la percepción negativa que expresa la ciudadanía sobre el trabajo de los medios, al menos cuando se toman como referencia a las noticias de las televisiones públicas. El 50% de los encuestados en el Barómetro Audiovisual de Andalucía de 2017 considera que la agenda mediática presta poca o ninguna atención a la inmigración. Además, desde 2010 ha crecido siete puntos porcentuales, hasta el 54,8%, quienes piensan que los medios tienden a asociar la inmigración con delincuencia.

Por último, la consejera ha llamado la atención sobre la importancia de contar con organismos que, como el Consejo Audiovisual de Andalucía, velen porque los medios incorporen normas deontológicas y respeten los derechos de la ciudadanía. "Sería deseable que Andalucía no sea una excepción y que tanto en el ámbito del Estado como en el de otras comunidades autónomas se creen autoridades reguladoras independientes, con capacidad sancionadora ante infracciones de la legislación", ha dicho.

Ámbito de actuación audiovisual: Televisión
Ámbito de actuación geográfico: Autonómico
Sector: Público