Miércoles 04 de Julio del 2018

La presidenta del CAA apela al papel esencial de los medios de comunicación en la lucha contra la violencia de género

Emelina Fernández ha participado en Marbella en el curso de verano "Mujeres frente a la violencia", organizado por la Universidad de Málaga

Versión para impresión
Emelina Fernández, junto a Flor de Torres y María Esperanza Sánchez

La presidenta del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), Emelina Fernández, ha destacado hoy el papel esencial que corresponde jugar a los medios de comunicación en la lucha contra la violencia de género,  que es un desafío colectivo para la sociedad actual. En una mesa redonda dentro del curso de verano de la Universidad de Málaga `Mujeres frente a la violencia´, ha señalado que se trata de un asunto que “exige un tratamiento informativo especialmente riguroso, por sus implicaciones sociales y la probada capacidad de los medios de comunicación de sensibilizar a la opinión pública y de orientar conductas”.

Además de por la propia función social que por naturaleza tienen, la presidenta del CAA ha recordado que los medios de comunicación están especialmente afectados por leyes como la de Protección Integral contra la Violencia de Género, la de Igualdad de Género o la de Comunicación Audiovisual, que establecen que deben acometer acciones para asegurar la sensibilización social, promover la igualdad y proteger a las víctimas. En la mesa redonda, moderada por la Fiscal delegada de Violencia a la Mujer y contra la Discriminación Sexual en Andalucía, Flor de Torres, han participado también periodistas como María Esperanza Sánchez (Cadena SER), Teresa Santos (RNE) y Juan Cano (diario SUR).

La presidenta del CAA ha destacado el esfuerzo realizado por los medios en los últimos años para incorporar la violencia contra la mujer en sus agendas informativas, de forma que en 2016 fue el tercer asunto con más noticias en los informativos de las televisiones públicas andaluzas (1,44% del total), por detrás de las elecciones generales y la formación de Gobierno. Según los datos de seguimiento que desde el año 2010 realiza el CAA sobre el tratamiento que dan los medios a este asunto, el número de noticias sobre violencia de género ha aumentado en estos años un 44%.

Pese a ello, ha advertido de que aún hay mucho trabajo por hacer para mejorar el tratamiento informativo de este problema de Estado. “Nos encontramos con mucha frecuencia con programas televisivos que vulneran derechos fundamentales de las víctimas y de sus familias”, ha señalado. Bajo el pretexto de satisfacer el derecho a la información, a menudo se explota impunemente el sufrimiento de las víctimas con fines comerciales o para mejorar las audiencias, ha denunciado la presidenta del CAA.

Fernández ha explicado que con el objeto de contribuir a mejorar esta situación, el CAA editó en 2016 la Guía para al tratamiento informativo de la violencia de género, que contiene una serie de recomendaciones de buenas prácticas dirigidas principalmente a los periodistas y profesionales de la comunicación. El contenido de esta guía, cuyos ejes giran en torno al rigor informativo, el respeto y la sensibilidad con las víctimas, y la ética periodística, fue fruto de un trabajo de colaboración en el que participaron distintas instituciones y organizaciones, entre ellas la Fiscalía para la Violencia de Género de Andalucía.

En la mesa redonda, la presidenta del CAA ha apostado por establecer un sistema de corregulación entre las empresas, las organizaciones profesionales y la autoridad reguladora. Se trataría de definir de forma consensuada una serie de códigos de conducta y de compromisos que fueran exigibles a los medios y que, en caso de ser incumplidos, pudieran ser sancionables por el órgano competente en materia audiovisual, como ocurre en un buen número de países europeos.

En el ámbito regulatorio, Fernández ha reivindicado la necesidad de reformar las leyes para concretar y desarrollar conceptos jurídicos indeterminados como por ejemplo sexismo, estereotipos de género o dignidad de la mujer. La presidenta del CAA ha explicado que en ocasiones se han constatado en determinados programas de televisión actitudes discriminatorias y vejatorias para la mujer que constituían comportamientos “antijurídicos, altamente inadecuados y reprochables”  contra los que sin embargo no se ha podido actuar porque las leyes de Igualdad y de Comunicación Audiovisual carecen de un régimen sancionador.

Entre las propuestas para mejorar el compromiso de los medios de comunicación con la igualdad y la lucha contra la violencia de género, la presidenta del CAA ha recalcado la conveniencia de eliminar todos los anuncios de prostitución y servicios sexuales, y de regular la publicidad ilícita para impedir el uso del cuerpo de la mujer con connotaciones sexuales independientemente del tipo de producto que se promocione en los spots.

Asimismo ha abogado por introducir la perspectiva de género entre los requisitos exigibles para la obtención de licencias de emisión de radio y televisión y que   las empresas de comunicación elaboren planes de igualdad y designen entre su personal un delegado específico para asuntos de igualdad que vele porque no se produzca discriminación. También ha recomendado que se realicen cursos de formación en materia de igualdad de género para los profesionales de los periodistas y profesionales de los medios.

Ámbito de actuación geográfico: Estatal