Martes 13 de Febrero del 2018

La presidenta del CAA, Emelina Fernández, presenta una batería de propuestas para la defensa de la igualdad en los medios públicos

Señala como "imprescindible" acometer un desarrollo legislativo de conceptos jurídicos indeterminados como sexismo, estereotipos o dignidad de la mujer

Versión para impresión
Emelina Fernández, presidenta del CAA, en su comparecencia en el Congreso

La presidenta del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), Emelina Fernández, ha participado en el Congreso de los Diputados en las Jornadas 'Igualdad en las radiotelevisiones públicas: del compromiso a la práctica', a la que ha sido convocada para realizar propuestas encaminadas a que los medios de comunicación públicos contribuyan a erradicar la desigualdad de género y combatir la violencia hacia las mujeres. Entre las iniciativas planteadas por la presidenta del CAA, destaca la necesidad de aumentar la presencia de mujeres expertas como voces autorizadas para analizar la realidad en los informativos, evitar estereotipos, erradicar la publicidad sexista, adoptar códigos deontológicos para abordar la violencia machista o incrementar el número de mujeres en puestos de responsabilidad de los medios.

Estas jornadas parlamentarias han sido impulsadas tras la creación del Observatorio para la Igualdad de RTVE como una de las primeras medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, y han sido organizadas por la Sección Sindical de UGT en RTVE y la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados. Para ello, Fernández ha propuesto una serie de medidas basadas en la experiencia del CAA relativas al fomento de la igualdad de género y la lucha contra los estereotipos sexistas en los medios de comunicación audiovisual.

"No podemos hablar de un sistema democrático solvente en una sociedad cuyos medios no fomentan la igualdad y en la que se merman sistemáticamente los derechos de más de la mitad de su población", ha advertido la presidenta del CAA que ha defendido la necesidad de avanzar hacia un sistema regido por la corregulación de los medios en materia de igualdad, ante el pobre balance que ofrece el sistema actual, basado en la autorregulación.

Así, ha citado el desequilibrio persistente en la representación de las mujeres en la televisión que evidencian los informes elaborados por el Consejo sobre el tiempo de voz en los informativos, las voces femeninas se estancan en un 31,7% del total de intervenciones emitidas. Esta representación, ha recordado, está además encasillada en roles tradicionalmente asignados a las mujeres -educadoras y cuidadoras- mientras que las noticias sobre ciencia, tecnología o deportes son explicadas y protagonizadas por hombres.

La presidenta del CAA ha manifestado en este sentido la necesidad de resolver este desequilibrio y, entre otras medidas, ha propuesto que los profesionales de la información cuenten con agendas de mujeres expertas en diversos campos de conocimiento. Además, ha indicado que, tanto los medios públicos como los privados privados, pueden asumir cuotas de participación de hombres y mujeres en los programas de opinión y tertulias.    

En el ámbito de la información deportiva, donde se registra la mayor brecha de género, Fernández ha propuesto la adopción de acuerdos de corregulación y directrices profesionales encaminadas a erradicar la transmisión de estereotipos discriminatorios, así como la adopción de un lenguaje inclusivo y no sexista en el periodismo deportivo, que desista además, de utilizar el cuerpo de las deportistas como reclamo informativo.

La indefinición jurídica, principal obstáculo para combatir el sexismo

La publicidad es otro de los espacios señalados por la presidenta del CAA donde se hace necesaria la adopción de instrumentos e indicadores para erradicar la transmisión de estereotipos sexistas. Por ello, ha puesto a disposición de los miembros de la Comisión de Igualdad del Congreso y de los representantes de RTVE los criterios e indicadores sobre publicidad discriminatoria para la mujer aprobados por el Consejo Audiovisual de Andalucía.

Se trata de un documento en el que, por un lado, se desarrollan los supuestos de publicidad ilícita previstos en la Ley General de Publicidad, y entre los que el CAA incluye la sexualización temprana de las niñas; y por otro lado, se concretan los 17 estereotipos sexistas más frecuentes que deben combatir para promover una comunicación comercial respetuosa con el principio de igualdad.

En este sentido, Fernández ha remarcado como "imprescindible" un desarrollo legislativo de aspectos tan relevantes como sexismo, estereotipos o dignidad de la mujer. La presidenta del CAA ha recordado que estos conceptos jurídicos indeterminados han de desarrollarse y definirse mejor, puesto que esta falta de concreción impide en muchas ocasiones una actuación contundente por parte de la autoridad audiovisual, sobre todo en publicidad.  

Otra deficiencia subrayada por la presidenta del CAA ante la Comisión de Igualdad es la ausencia a nivel nacional de una autoridad audiovisual independiente con plenas competencias de supervisión y sanción. Así, ha señalado que, mientras que la creación de un Observatorio de igualdad de RTVE tiene su encaje en el ámbito de la autorregulación, su actividad debe complementarse con la actuación de una autoridad reguladora. "La apuesta por dotarse de autoridades reguladoras con la suficiente autonomía del poder ejecutivo y con competencias, es un síntoma inequívoco de la voluntad de contar con un sector mediático sano, estable y eficiente en la prestación de sus servicios", ha dicho Fernández, que ha defendido la creación del Consejo Estatal de Medios Audiovisuales.

En cuanto al tratamiento de la violencia de género, Fernández ha aconsejado que los medios impulsen campañas de sensibilización y que presten una cobertura sistemática de las sentencias condenatorias por maltrato. También que den voz a las mujeres que han conseguido salir de la violencia machista. En este sentido, ha considerado necesario que los profesionales de la información dispongan de códigos y normas análogos a la Guía para el Tratamiento Informativo de la Violencia de Género elaborada por el CAA, que consiste en un exhaustivo análisis y actualización de los códigos deontológicos y recomendaciones existentes en España.

Con esta Guía, el Consejo se propone atajar los dos problemas principales detectados a lo largo de los años: el primero es que ni todos los medios ni todos los profesionales han interiorizado ni asumido el importante papel y la responsabilidad que tienen en la lucha contra la violencia de género. Y el segundo es erradicar prácticas periodistas muy generalizadas y desaconsejadas por la deontología profesional.

Otra de las recomendaciones pasa por la elaboración de indicadores que permitan medir los avances y retrocesos en igualdad, que permitan erradicar la transmisión de estereotipos de género y la discriminación de la mujer a través del lenguaje.

Por último, la presidenta del CAA ha apostado por la formación en materia de igualdad de los profesionales de la información y ha defendido que los medios den cabida en su programación y en los espacios informativos a las organizaciones que trabajan por la igualdad y contra la violencia hacia las mujeres. También ha manifestado la conveniencia de promover la emisión de contenidos producidos por mujeres.