Sábado 07 de Octubre del 2017

El CAA destaca el papel esencial que deben jugar los medios de comunicación para que la sociedad comprenda la inmigración

La creciente preocupación social por los fenómenos de la inmigración y los refugiados exige de los periodistas y de los medios de comunicación una actitud responsable y de honestidad profesional para evitar que se fomenten discursos xenófobos y discriminatorios. La consejera del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) Carmen Morillo ha realizado esta apelación durante su intervención en unas jornadas de reflexión organizadas por la Fundación Márgenes y Vínculos en Algeciras, en la que ha resaltado que a los medios de comunicación les corresponde un papel esencial para que la sociedad comprenda la inmigración y contribuir a la integración social y a que se respeten los derechos humanos.

Versión para impresión
Añadir una descripción

La consejera del CAA Carmen Morillo ha conminado a las organizaciones que trabajan con inmigrantes a que denuncien en la Oficina de Defensa de la Audiencia (ODA) los contenidos que  fomenten el odio y la discriminación que detecten en los medios audiovisuales. Morillo ha explicado que a veces, incluso de forma inconsciente, las informaciones que se publican construyen imágenes estereotipadas que hacen que los ciudadanos vinculen la inmigración a problemas y que se fomente el rechazo social y la xenofobia.

En la mesa redonda final de las jornadas `Periodistas ante la inmigración´, la consejera ha recordado que esta llamada al papel de los medios ya la realizó la veintena de  órganos reguladores de países mediterráneos, entre ellos el CAA,  que se reunieron el pasado noviembre en Barcelona para compartir su preocupación por el tratamiento informativo al problema de los refugiados y de la inmigración, que se ha situado en un lugar prioritario en las agendas mediáticas.

 

En el año 2016, por ejemplo  la crisis de los refugiados fue el tercer asunto más tratado por las televisiones públicas andaluzas, tras las elecciones y la formación de Gobierno, y por delante de temas como la violencia de género. Además, Morillo ha recordado el nuevo repunte de la inmigración en España, donde el año pasado el número de inmigrantes superó al de emigrantes por primera vez desde que comenzó la crisis económica, o el incremento de pateras que cruzan el Estrecho de Gibraltar y que en seis meses ha sobrepasado ya al total del año pasado.

 

A la preocupación de CAA contribuyen también indicadores de opinión como la última encuesta (2014) del Observatorio del Racismo y la Xenofobia del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), según la cual el 42% de los españoles sostiene que los medios de comunicación transmiten una imagen negativa de los inmigrantes.

 

“Nos inquieta que circunstancias como los ataques terroristas, la incertidumbre sobre la creciente diversidad cultural y religiosa, o la escasa perspectiva económica que tienen los jóvenes en nuestro país alimenten en los medios de comunicación discursos populistas y xenófobos que conviertan a los inmigrantes en cabezas de turco, influyendo peligrosamente en el estado de la opinión pública”, ha reconocido la consejera del CAA.

 

Para evitarlo, Morillo ha considerado necesario que las noticias sobre inmigración y refugiados “respeten principios inherentes al periodismo como la exactitud, independencia, honestidad, humanidad y responsabilidad”. Así mismo ha dicho que conviene evitar caer en el sensacionalismo y el uso de imágenes de archivo que puedan tener un efecto negativo, incorporar a las noticias todos los puntos de vista para evitar informaciones sesgadas y parciales, dando voz a los inmigrantes. Respecto a los menores, la consejera ha recordado que los inmigrantes y refugiados tienen los mismos derechos a la protección de su imagen y dignidad que el conjunto de los niños.

 

Palabras clave: Estereotipos