Viernes 10 de Febrero del 2017

El CAA cree necesario endurecer la legislación sobre publicidad de bebidas alcohólicas para garantizar la protección de los menores

El Consejo rechaza la excepción existente en la Ley para la promoción de bebidas de menos de 20 grados en televisión, permitida en horario protegido, considera necesario extender a la radio las restricciones existentes en la televisión y regular esta publicidad también en internet       

Versión para impresión

El Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) considera necesario endurecer la legislación básica que regula la publicidad de bebidas alcohólicas en televisión y radio para poder garantizar una protección efectiva de los menores de edad ante una exposición temprana a estas comunicaciones comerciales en todas sus modalidades: publicidad, patrocinio o emplazamiento de producto. Esta es la principal conclusión del informe sobre comunicaciones comerciales de bebidas alcohólicas elaborado por el CAA y que analiza y compara la regulación existente en varios países de la Unión Europea y de las comunidades autónomas.  

Tras este análisis, el CAA confirma -como así ha constatado a través de sus actuaciones- que la legislación en nuestro país posibilita el acceso de la población infantil y juvenil a la promoción comercial del alcohol a través de la televisión y la radio. Y también en internet, donde no existe ningún límite legal al respecto. Por ello, ha aprobado una decisión en la que reclama varias modificaciones legislativas sobre esta cuestión, pues representan un asunto de salud pública y afectan a la protección de los menores de edad.

La publicidad del alcohol está regulada por la Ley General de Publicidad, de 1988 -modificada en 2012- y la Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA), de 2010. El artículo 18 de esta ley, dedicado a las comunicaciones comerciales prohibidas en cualquiera de sus formas, prohíbe la publicidad en televisión de bebidas alcohólicas de más de 20 grados, y también veta la publicidad de las de menos de 20 grados cuando se emita fuera de la franja de tiempo entre las 20.30 horas y las 6 horas del día siguiente, "salvo que esta publicidad forme parte indivisible de la adquisición de derechos y de la producción de la señal a difundir", circunstancia que se produce, entre otros, con ocasión de la retransmisión de eventos deportivos.

Entre las principales cuestiones que el Consejo cree necesario corregir destaca la excepción que rige en la actualidad para las bebidas de menos de 20 grados, cuya publicidad está permitida a partir de las 20.30 horas, invadiendo la franja de protección de menores que comprende desde las 6 hasta las 22.00 horas. También es clave para el CAA extender a la radio las mismas restricciones que existen en la televisión.

Otro de los vacíos legales a corregir para el Consejo está relacionado con la radio, donde no existe ninguna restricción normativa que impida, más allá del carácter general legal o deontológico, anunciar libremente cualquier tipo de bebida alcohólica, sea cual sea su graduación o la franja horaria de su emisión ni el tipo de programa.

La LGCA sólo determina la prohibición total en cualquier medio de publicidad de alcohol inferior a 20 grados cuando esté dirigida a menores, fomente el consumo inmoderado o asocie el consumo a la mejora del rendimiento físico, el éxito social o la salud. Asimismo, el CAA reclama una regulación específica de la emisión de publicidad de alcohol en los contenidos audiovisuales difundidos en internet.

Para el Consejo, el actual proceso de elaboración del Proyecto de Ley Audiovisual de Andalucía constituye una oportunidad idónea para contribuir a salvaguardar la efectiva protección de los menores en relación a la emisión de publicidad de alcohol. En este sentido, destaca que la regulación de esta cuestión en Andalucía actualmente es escueta y poco desarrollada.

Publicidad prohibida en teoría, accesible en la práctica

Estas reclamaciones surgen como resultado del informe del CAA sobre la situación legal de este tipo de publicidad en España y en Andalucía en comparación con otros territorios. Según este análisis, el hecho de que las comunicaciones comerciales de bebidas alcohólicas estén prohibidas en televisión, no implica su ausencia total de este medio, pues existe una presencia de bebidas de alta graduación en programas, series, películas y, muy especialmente, en los eventos musicales y deportivos en forma de patrocinio o publicidad estática en los recintos de los acontecimientos televisados.

A la laxitud de la legislación vigente sobre la regulación en la radio se suma, según el CAA, la menor vigilancia de los órganos reguladores sobre este medio. Esta situación fomenta la ausencia de separación -obligada y vigilada en televisión-, entre el discurso narrativo y los mensajes publicitarios.

Para el Consejo, la tolerancia y penetración social que tiene la promoción de bebidas alcohólicas no se compadece con la elevada preocupación existente en la sociedad en torno al consumo inmoderado de alcohol entre adolescentes y jóvenes. El sector ha desarrollado así una estrategia cuyo resultado es que se promueve el consumo de alcohol entre menores de edad, con prácticas como el patrocinio de eventos deportivos, musicales y culturales, la publicidad encubierta en películas de cine y series de televisión que se emiten en horario protegido, la utilización del mundo de la moda y la imagen de modelos para promocionar estos productos.

Ámbito de actuación geográfico: Estatal
Palabras clave: Adolescentes, Anuncios
Sector: Privado